Aurín Rodríguez

Tu tienes una vida de oportunidades y propósito!

  • aurin-nuevo

Articulos

No puedo con mis Deudas

Generalmente cuando le digo a alguien de que estoy en el proceso de apoyar a las personas a mejorar su administración financiera, me piden hablar de dos cosas: Las deudas y el Ahorro.

Los comentarios son:

“Antes de hablarme de ahorros, háblame de cómo pagar mis deudas”

“Estoy endeudada hasta la tapita, cómo salgo de eso”

“La ansiedad por mis deudas no me deja dormir”

“Necesito ahorrar porque si dejo mi empleo estaré en la calle”

“He perdido excelentes oportunidades por no tener ahorros”

La Puerta NO está cerrada.

El miércoles a la salida de la oficina estuve con unas amigas compartiendo en uno de los restaurantes de Blue Mall, en un momento me paré al baño corriendo… es que siempre espero el último momento. Al entrar casi me desmayo porque ambas puertas estaban cerradas, solo pensé uf!. Sin embargo en un instante, en cuestión de segundos, decidí empujar la puerta  para  descubrir que la puerta NO estaba cerrada, solo requería que yo me acercara y la empujara un poquito.

DEJANDO ATRÁS EL LUGAR DE DOLOR

La semana pasada vimos la importancia de cambiar nuestra forma de pensar, esta semana hablaremos de movimiento; porque hay lugares… de donde definitivamente estamos llamados a movernos. Hay que movernos del lugar de dolor, de luto y del lugar de la angustia y la ansiedad…. al lugar de gozo y de paz.

Hay quienes se han rendido en el lugar de dolor, en el fracaso y en el desencanto. Otros se han conformado con vivir en una vida llena de angustias y ansiedades. Están allí estacionados, a pesar de que nuestro llamado es a movernos, a levantarnos y a que Cristo nos alumbre el camino.

CAMBIANDO TÚ FORMA DE PENSAR 

La forma en que pensamos determina el rumbo de nuestras vidas.

Porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es él.  Proverbios 23:7

Lo que decides pensar,  puede fomentar el gozo y la paz y todo lo contrario.  Hay que saber qué elegir y qué rechazar.

Cuando sepa elegir lo bueno y rechazar lo malo, comerá cuajada con miel.  Isaías 7:15.

5 CARACTERÍSTICAS DE UN BUEN MAYORDOMO (II)

4) VALORA LO QUE SE HA PUESTO EN SUS MANOS COMO SI FUERA PROPIO.

Cuida todo lo que es puesto en tus manos para administrarlo. Si alguien te presta algo, debes tratarlo como si te hubiere costado un precio; como si fuera tuyo. Si alguien pone finanzas en tus manos, el Señor observará cómo las administras.

Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro? (Lucas 16:12)