Aurín Rodríguez

Tu tienes una vida de oportunidades y propósito!

  • aurin-nuevo

NOS PREOCUPAMOS POR SER BELLAS

Segunda parte mensaje, ¿Qué decides, hacerlo tu, o dejar que Él lo haga?.

"Estoy fea", "Estoy gorda", "Estoy vieja", "Nada me queda bien", " Si yo tuviera la cara de...", " Si yo tuviera el cuerpo de ..", etc.

Todas y cada una de estas frases, son parte de los pensamientos de una mujer preocupada por su belleza. NO es malo ocuparse en la belleza y hasta preocuparse en una medida equilibrada, tampoco lo es. El problema viene, cuando esas preocupaciones están en tu mente con afirmaciones negativas sobre tu persona que no te permiten ver la realidad y por ende, te llevan a actuar desequilibradamente en cuanto al mantenimiento de tu imagen.

 

1. Nos preocupa ser bellas:

Hoy en día, la mujer busca más que nunca la fuente de la belleza. La mujer se esclaviza de lo que entiende le hace bella en su opinión y en la opinión de los demás. Desde mi punto de vista, esas mujeres que son esclavas de la carrera hacía la belleza que el mundo dicta, reflejan una ausencia de Cristo en sus vidas y una falta de confianza en Dios. Es evidente, que en sus vidas existe una falta de equilibrio en la forma de ejercitarse y embellecerse (maquillarse, cambiarse, operarse, alimentarse, etc.).

Por más que se esfuerzan, para ellas sus esfuerzos NUNCA son suficientes y lentamente empiezan a ser víctimas de la anorexia, o de la bulimia, o de las cirugías, o de los mecanismos de cambiar y lastimosamente, cada día se hace evidente que sus elecciones no son equilibradas y mucho menos guiadas por Dios.

La Biblia nos habla de una mujer llamada Vasti que perdió el trono y sus privilegios, porque no estuvo presente cuando fue requerida.

El Rey solicitó que trajesen a la reina Vasti a la presencia del rey con la corona regia, para mostrar a los pueblos y a los príncipes su belleza; porque era hermosa. Mas la reina Vasti no quiso comparecer a la orden del rey .. Y el rey se enojó mucho, y se encendió en ira (Esther 1:11-12).

Preguntó entonces el rey a los sabios que conocían los tiempos (porque así acostumbraba el rey con todos los que sabían la ley y el derecho; ... les preguntó qué se había de hacer con la reina Vasti según la ley, por cuanto no había cumplido la orden del rey Asuero Y dijo Memucán delante del rey y de los príncipes: No solamente contra el rey ha pecado la reina Vasti, sino contra todos los príncipes, y contra todos los pueblos que hay en todas las provincias del rey Asuero. Porque este hecho de la reina llegará a oídos de todas las mujeres, y ellas tendrán en poca estima a sus maridos, diciendo: El rey Asuero mandó traer delante de sí a la reina Vasti, y ella no vino. Y entonces dirán esto las señoras de Persia y de Media que oigan el hecho de la reina, a todos los príncipes del rey; y habrá mucho menosprecio y enojo. Si parece bien al rey, salga un decreto real de vuestra majestad y se escriba entre las leyes de Persia y de Media, para que no sea quebrantado: Que Vasti no venga más delante del rey Asuero; y el rey haga reina a otra que sea mejor que ella. (Esther 1:12-19)

Como la Reina Vasti, existen mujeres que a pesar de tenerlo todo no están satisfechas y debido a esto, no hacen feliz a los que están a su lado. Cuando el Rey quiso mostrar su hermosura, la Reina Vasti (a la que él había dado todo), le negó su presencia. Como ella, hay muchas mujeres hoy, que NO están cuando son requeridas por sus esposos y por su familia, PORQUE ESTÁN EN EXTREMO EN ELLAS.

La Biblia nos habla también de la mujer que ocupó el lugar de Vasti, su nombre era Esther y era una mujer bella y de buena figura (Esther, era huérfana; y la joven era de hermosa figura y de buen parecer – Ver Esther 2:7). Al final de su historia en Libro de Esther, entendemos que su belleza era vana sin la sabiduría y la gracia que Dios puso en ella, mientras ésta estuvo en su presencia en oración y búsqueda de su rostro.

Esther supo elegir la verdadera fuente de belleza: ser ungida (capacitada) en la presencia de Dios. Ella se arreglaba, se vestía bien, se alimentaba bien (vemos que tenía una hermosa figura) pero sabía que la belleza verdadera que le daría el favor del rey y del pueblo, era la que venía de pasar tiempo con Dios. Esther pasaba 6 meses en óleo de mirra y 6 meses con perfumes aromáticos (Esther 2:12) lo que es tipo de estar en la presencia de Dios (en oración y búsqueda de conocerle en su palabra) .

Durante este tiempo dice La Biblia que todo lo que ella pedía para vestir y embellecerse se le daba (Esther 2:13). Es muy importante señalar también, otro aspecto de la vida de Esther, es que la Biblia nos dice que ella ninguna cosa procuró hacer que no le consultara a Hegai siervo del Rey, y del cual, leí en un libro es tipo del Espíritu Santo. ¿Pueden verlo? Ella buscaba la dirección de Dios en todo y mientras ella llevaba este tipo de vida, ganaba el favor de todos y su belleza se hacía evidente.

"Y ganaba Ester el favor de todos los que la veían" (Esther 2:15).

Para ser mujeres realmente bellas, ESTAMOS LLAMADAS A TENER CONOCIMIENTO DE DIOS y este conocimiento, nos traerá la sabiduría y el discernimiento de lo bueno y lo malo, a la hora de elegir aún la forma en que perseguimos estar bellas.

En Proverbios 11:22 se habla de una mujer hermosa en extremo, que no tenía el discernimiento de elegir y deleitarse en las cosas buenas.

Como zarcillo de oro en el hocico de un cerdo es la mujer hermosa y apartada de toda razón (ta, am). (Proverbios 11:22).

En este verso cuando dice "apartada de razón" se refiere a desprovista del discernimiento dado por Dios, que viene a través de nuestra relación con Él.

Yo creo y pongo en práctica, el llevar una vida saludable, me ejercito frecuentemente, se puede decir que me alimento saludablemente y procuro mantener mi imagen personal adecuada y siguiendo patrones femeninos, porque ante todo celebro el ser mujer.

Disfruto viendo revistas y usar algunas tendencias de la moda, pero yo sé que sin la sabiduría de Dios, sin el discernimiento y sin el conocimiento de su palabra, soy como el arete de oro en el hocico de un cerdo. ¿Entienden? Algo puede ser de oro y tener brillo deslumbrante, pero al estar en el hocico de un cerdo, siempre terminará en la pocilga, no importa que sea oro. Así es la belleza apartada de razón, termina siempre en el lodo.

Procuro entonces, seguir más bien el llamamiento de Dios a vivir una vida conforme a su palabra, que el que EL MUNDO CONSTANTEMENTE ME HACE, CON SUS IMÁGENES Y MENSAJES.

¿Entonces qué decides? Seguir esforzándote o buscar la dirección de Dios para embellecerte.

Mi consejo es que como Esther procura que tu preparación sea guiada por el Espíritu Santo, en todos los aspectos de tu vida.

La mujer fuerte y valiente que nos describe Proverbios 31, como la mujer Virtuosa es una a mujer reconocida por todos ya que, es capacitada por Dios para hacer realidad las cosas que espera. En esta mujer vemos que:

*. Se ocupa de embellecerse: Selecciona su vestidura con cuidado, atiende su apariencia. Pero también su vida espiritual la embellece y le da confianza y es por esto que leemos, que ella no teme a lo que el futuro puede traer.

Ella se hace tapices; De lino fino y púrpura es su vestido. Fuerza y honor son su vestidura; Y se ríe de lo por venir. (Proverbios 31:22 y 25).

*. Al igual que Esther, ella mantiene una relación con Dios que es la fuente de todas sus virtudes y de su prosperidad. Cuando La Biblia dice que "su lámpara no se apaga de noche" es tipo de que en la presencia de Dios ella puede ver en fe, que todo lo va bien en su vida.

Ve que van bien sus negocios; Su lámpara no se apaga de noche. (Proverbios 31:18).

Dios va delante de nosotras, Él sale a nuestro encuentro para equiparnos, cuando nosotras nos deleitamos en hacer su voluntad.

Saliste al encuentro del que con alegría hacía justicia, de los que se acordaban de ti en tus caminos (Isaías 64: 5).

Entonces cuando nos preguntamos frente al espejo diciendo: "Espejito, espejito, ¿Quién es la más bella?", la respuesta debe venir de tu interior, de la confianza y la fe que tienes en que el favor de Dios está sobre ti.

Oremos: Padre celestial hoy te pedimos desde nuestros corazones, que aparte nuestros ojos de la vanidad y los afanes, te presentamos nuestras más intimas preocupaciones relacionadas a nuestra belleza, te decimos tal cual lo hizo el salmista, aparta nuestros ojos de vanidad y ponlos en tu provisión eterna, en el nombre poderoso de Jesús, amén. Dios que sea tu gracias y tu verdad el adorno que desde nuestro interior se refleje a otros en el exterior.

Dios te bendiga mucho, Aurin Rodriguez.

primi sui motori con e-max

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar