Aurín Rodríguez

Tu tienes una vida de oportunidades y propósito!

  • aurin-nuevo

MUJER, ES EN SU TIEMPO!!

ATREVETE!! Se trata de tomar acción en Dios, y empezar a desarrollar el potencial que Dios ha puesto en ti.

Pero OJO no se trata de hacer algo agresivamente, no se trata de vencer en tus fuerzas todo esto te traerá ansiedad, te vas a desgastar Y TE INDUCIRÍA AL PECADO. La Biblia dice "Por nada estén afanadas".

 

Recuerda que aprendimos en la entrega anterior que todo el que se apresura alocadamente, de cierto va a la pobreza. (Proverbios 21:5).

Alocadamente nos habla de algo hecho a la ligera, sin sopesar, nos habla de algo que se emprende fuera de tiempo, y sin dirección.

Muchas tienen palabra de Dios sobre las cosas que Él ha prometido, que alcanzarán en Él y para Él, pero se desesperan y SALTAN el tiempo de restauración en sus vidas, no buscan una sanidad completa a la inseguridad, al rechazo, etc.

Otras SALTAN el tiempo de su preparación en Dios. Empiezan a trabajar en sus propias fuerzas. Pero una mujer guiada por el Espíritu Santo sabe, que el temor de Dios nos dirige en nuestra forma de llegar a los lugares que queremos alcanzar en Dios.

Honrarlo a Él nos pone en nuestro lugar y nos libra de hacer cosas contrarias a lo que hemos predicado.

Uno de los versículos bíblicos en los que me he sostenido para no hacer cosas alocadamente en cuanto a mi llamado, y que me ha librado de querer usar mi fuerza para lograr las cosas, está en libro de Esdras y dice:

Y publiqué ayuno para afligirnos delante de nuestro Dios, para solicitar de él camino derecho para nosotros, y para nuestros niños, y para todos nuestros bienes. PORQUE TUVE VERGÜENZA de pedir al rey tropa y gente de a caballo que nos defendiesen del enemigo en el camino; porque habíamos hablado al rey, diciendo: La mano de nuestro Dios es para bien sobre todos los que le buscan (Esdras 8:21-23).

Si hemos dicho a todos que Dios es poderoso para hacer que las cosas sucedan, ¿Cómo es posible que tantos caigan en el error de buscar estrategias de hombres para lograr las cosas? ¿Cómo es posible que tantos caigan en el error, de forzar el tiempo de poner en práctica sus dones y llamados?.

Hay quienes saben que tienen el llamado de Dios para hacer algo para su Reino, y se afanan porque no las ponen a hacer las cosas que entienden deben hacer en la iglesia, y esto los lleva a pensar de sus pastores y líderes, porque éstos no les dan la oportunidad.

Pero cuando se trata de nuestros líderes y de que ellos vean lo que Dios ha puesto en nosotros, no se trata de que le gritemos diciendo cosas, tales como: "Yo estoy llamada a esto o aquello". En la Biblia está claro que debemos someter toda la ansiedad que cualquier tema relacionado a nuestros líderes, nos traiga.

Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. (1 Pedro 5:7-10).

Cuídate de caer en el error de ir contra tus líderes porque no estás activa en la iglesia, antes bien busca de Dios y entrega a Él toda la ansiedad que esto trae a tu vida.

En su tiempo Dios te afirmará y te va a establecer en tu llamado, y cuando DIOS ESTABLECE ALGO (si andas en integridad delante de Dios) NADA puede hacerlo caer!!.

Lo que Dios establece, lo establece con raíces profundas, y muchas veces esas raíces profundas vienen de un temperamento tratado por Dios y una fe probada. La Biblia dice que "los que esperan en Dios tendrán nuevas fuerzas, correrán y no se cansaran". Cuando esperamos en él y no damos lugar al enemigo en nuestras vidas, somos plantados como el árbol del Salmo 1 que está plantado junto a corrientes de aguas, aguas vivas del poder del Espíritu Santo y en la certeza de su palabra.

Debemos reconocer que Dios es soberano, nuestros tiempos no son los de Él. Job lo tenía claro y dijo:
¿Son tus días como los días del hombre, O tus años como los tiempos humanos? (Job 10:5).

El Salmo 37 dice NO te impacientes confía en Dios y haz el bien deléitate en Dios y él concederá las peticiones de tu corazón.

Cuando reconocemos la soberanía de Dios en nuestros tiempos, podemos decir:

" EN TUS MANOS ESTÁN MIS TIEMPOS" (Salmo 31:15).

Mujer tu tiempo está en manos de Dios!!.

Toma un tiempo para orar en este momento, somete a Dios toda tu ansiedad que el tiempo de tu potencial se acerca.

Hasta pronto, Aurin Rodriguez.

primi sui motori con e-max

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar