Aurín Rodríguez

Tu tienes una vida de oportunidades y propósito!

  • aurin-nuevo

EL HOMBRE QUE NO MURIÓ.

En un Salón de la Fama siempre hay retratos de aquellos que por sus logros, son dignos de representar lo que allí se exhibe. En lo que a nosotros respecta, estaremos viendo las fotos, de aquellos que por su fe ganaron tener un retrato en Hebreos 11. El primer retrato que vamos a observar, es el de un hombre llamado Enoc. La Biblia dice: Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios. (Hebreos 11:5).

 

¿Qué tipo de fe, tuvo este hombre que NO vio la muerte?

¿Cómo fue su vida con Dios, que el mismo Dios lo alzó directo al cielo?

La fe de Enoc creció a medida que anduvo con Dios, en Génesis 5:24 dice que Enoc caminó con Dios. Para caminar con alguien, hay que estar de acuerdo con esa persona. La Biblia dice en Amos 3:3: ¿Cómo andarán dos juntos si no estuvieran de acuerdo? Este verso, es una pregunta que aparenta ser sencilla, pero que desde mi punto de vista es profunda, y abraza una verdad increíble: Para andar, o para caminar junto a Dios, ante todo; HAY QUE estar de acuerdo con Él !!.

La Biblia dice en Levíticos 26 que Dios le dijo a su pueblo: -" Si andares conmigo poniendo Mi Palabra por obra (3) yo daré la lluvia a su tiempo, te daré paz en la tierra, haré morada en medio de ustedes y andaré con ustedes".

Estar de acuerdo con Dios en: Hacía ara donde ir, de acuerdo en la velocidad en la que se llegará, estar de acuerdo en cuando detenerse, y de acuerdo en cuando volver a iniciar, REQUIERE poner su Palabra en nuestras vidas por obra. Poner su palabra por obra es dar pasos conforme, a lo que en ella se establece.

Cuando no ponemos de acuerdo con Dios empiezan a abrirse las puertas del cielo. Y se abrieron de tal manera para Enoc, que NO vio la muerte. Enoc fue traspasado a los cielos, sin ver muerte. El Señor lo levantó un día y fua!(como dice el merengue dominicano) despareció de la vista de todos, para irse al lado de Dios, eternamente.

Enoc saltó, se fue de una y directo al Trono de Dios. Como vas a estar tú, cuando TU FE te lleve directo a su presencia, estarás mirando desde arriba, desde la perspectiva de la fe, las cosas que quieren matar tu matrimonio, aquellas cadenas que quieren atar a tu hijos, lo que quiere entorpecer en tu trabajo, lo que quiere malograr tus sueños, etc. Y cuando desde arriba, allí donde te llevará tu fe, veas estos destructores, entenderás que ninguna de estas cosas va a reinar sobre tu vida.

Nada verá muerte, nada en tu vida morirá, porque vas a caminar de acuerdo con Dios y le vas a pedir que te libre de ver esas muertes, vas a susurrar a sus oídos, como me imagino que Enoc lo hizo diciéndole: - "Padre No quiero ver muerte". Y como Enoc estaba tan cerca, siempre caminando a su lado, llegado el día en que Enoc había de morir, Dios lo llevó con Él.. librándolo de ver la muerte.

Así, TU FE, la fe que te hace caminar en acuerdo con Dios, puede susúrrale a su oído diciéndole: -"Padre Amado NO permitas que mi vida sea testigo de la muerte de mi matrimonio, o NO permitas que mi vida sea testigo de la muerte de mis sueños" . Tu pones en estas oraciones lo que NO quieres ver morir y le dices:

- " Padre tú tienes el poder de evitar que __________________ vea la muerte, tu puedes llevar _________________ en victoria, al Trono de la gracia donde TODO es posible".

Espero que este mensaje fuera de bendición a tu vida!
Hasta pronto,
Aurín Rodríguez.

primi sui motori con e-max

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar