Aurín Rodríguez

Tu tienes una vida de oportunidades y propósito!

  • aurin-nuevo

Articulos

Orando por los demás

Lo Tercero que aprendí, es la gran bendición que es orar por otros.

Orar por otros es una acción que nos aleja del egocentrismo y más importante aún es, que nos acerca a la voluntad de Dios.

Mis tarjetitas verdes empiezan con largas oraciones que hice por personas que me habían herido, son oraciones de bendiciones para ellos que escribí en la presencia de Dios, pedí intensamente porque estas personas fueran bendecidas. Anoté todo lo que yo entendía que era la voluntad de Dios para ellos y para mi. No podía dejarme vencer por resentimientos o cualquier otro sentimiento desagradable.

Sí, yo soy frágil pero eso no es lo importante!!.

Mi agenda de oración (No. 2).

Bueno espero que mis dos primeras lecciones publicadas en el mensaje anterior les fuera de mucha edificación, ahora quiero compartir con ustedes lo tercero que aprendí en este hermoso año de oración.

MI AGENDA DE ORACIÓN (1)

Hace un año en el mes de marzo del 2007, asistí al seminario Una Mujer Conforme al Corazón de Dios que impartió Elizabeth George. Durante todo el congreso fui tan bendecida, que constantemente hago uso de la frase de una chica a la que admiro, que dice: "Entiendo que yo era una mujer antes de Elizabeth y que soy otra mujer después de Elizabeth".

UN LOBO VESTIDO DE OVEJA.

Lectura Bíblica: Números Capitulo 22

Partieron los hijos de Israel, y acamparon en los campos de Moab junto al Jordán, frente a Jericó. Y vio Balac hijo de Zipor todo lo que Israel había hecho al amorreo. Y Moab tuvo gran temor a causa del pueblo, porque era mucho; y se angustió Moab a causa de los hijos de Israel. Y dijo Moab a los ancianos de Madián: Ahora lamerá esta gente todos nuestros contornos, como lame el buey la grama del campo. Y Balac hijo de Zipor era entonces rey de Moab. Por tanto, envió mensajeros a Balaam hijo de Beor, en Petor, que está junto al río en la tierra de los hijos de su pueblo, para que lo llamasen, diciendo: Un pueblo ha salido de Egipto, y he aquí cubre la faz de la tierra, y habita delante de mí. Ven pues, ahora, te ruego, maldíceme este pueblo, porque es más fuerte que yo; quizá yo pueda herirlo y echarlo de la tierra; pues yo sé que el que tú bendigas será bendito, y el que tú maldigas será maldito. (Números 22:1-6).

DEL DICHO AL HECHO HAY...

Un dicho popular dice: "Del dicho al hecho hay un gran trecho", y tal vez porque es un dicho "muy popular" es que es muy común que en nuestras mentes estén posicionadas estas palabras como la verdad que nos dice: "que para llevar a cabo lo que decimos que haremos, tendremos que pasar un gran trecho", este trecho puede expresarse en términos de tiempo, distancia, esfuerzo, trayectoria, etc.