Aurín Rodríguez

Tu tienes una vida de oportunidades y propósito!

  • aurin-nuevo

La fe palabra pequeña, pero mueve montañas

Comentarios al Mensaje Pastoral del 11/02/2007.

PRIMERA PARTE:

A propósito del mensaje pastoral que recibí el pasado domingo, he estado meditando acerca de la fe tal como se describe en Hebreos 11, a pesar de que la fe no fue el punto central del mensaje. En primer lugar quiero iniciar compartiendo la definición de fe que dio el predicador: "La fe es la palabra más pequeña (solo consta de dos letras) que mueve montañas". Es una palabra tan pequeña como la semillita de mostaza, pero al igual que ésta, muy poderosa.

 

En hebreos 11 podemos ver diversos ejemplos de los diferentes tipos de fe que tuvieron estas personas. Así vemos que hay una fe que derriba murallas (v.30). Igualmente hay una fe que divide el mar y nos habilita un camino para cruzarlo (v.29). Hay otro tipo de fe que nos hace conquistar reinos, hacer justicia, alcanzar promesas, tapar bocas de leones (v. 33).

Meditando en estos comentarios me puse a revisar nuevamente estas hazañas de fe y esto me produjo una gran esperanza.

Por eso mis hermanos les invito a ver algunos versos de este capítulo desde esa perspectiva.

Lo que podemos hacer mediante la fe.

v.3 Hay una fe que permite que se materialicen cosas mediante la declaración de la palabra de Dios. " Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía".

v.4 Hay una fe que nos permite ofrecer a Dios lo mas excelente de nosotros. " Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella".

v.5 Hay una fe que nos hace agradar a Dios para ser arrebatados por El. ."Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios".

v.7 Hay una fe que nos lleva a obedecer más allá de nuestros conocimientos y la limitación de nuestros sentidos. "Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe".

v.8 Hay una fe que nos lleva a obedecer y abandonar sendas antiguas para andar por nuevos caminos.

v.9 Hay una fe que nos hace ver mas allá de nuestra localización y situación presente.

v.11 Hay una fe que nos llena de fuerzas para alcanzar las promesas.

v.13 Hay una fe que nos hace esperar lo prometido aunque lo veamos lejos.

Hebreos 11:8-13 dice: "8 Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba. 9 Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa; 10 porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios. 11 Por la fe también la misma Sara, siendo estéril, recibió fuerza para concebir; y dio a luz aun fuera del tiempo de la edad, porque creyó que era fiel quien lo había prometido. 12 Por lo cual también, de uno, y ése ya casi muerto, salieron como las estrellas del cielo en multitud, y como la arena innumerable que está a la orilla del mar. 13 Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido".

v.17 Hay una fe que nos lleva a renunciar a nuestro anhelo más preciado. "Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía su unigénito".

v.20-22 Hay una fe que nos lleva a declarar bendición hacia nuestras generaciones por venir.

v.23 Hay una fe que nos lleva a desafiar peligrosos decretos.

v.24 Hay una fe que nos lleva a rehusar de los placeres que el mundo nos ofrece.

Hebreos 11:20-24 dice: 20 Por la fe bendijo Isaac a Jacob y a Esaú respecto a cosas venideras. 21 Por la fe Jacob, al morir, bendijo a cada uno de los hijos de José, y adoró apoyado sobre el extremo de su bordón. 22 Por la fe José, al morir, mencionó la salida de los hijos de Israel, y dio mandamiento acerca de sus huesos. 23 Por la fe Moisés, cuando nació, fue escondido por sus padres por tres meses, porque le vieron niño hermoso, y no temieron el decreto del rey. 24 Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón

v.27 Hay una fe que nos sostiene viendo al Invisible.

v.28 Hay una fe que nos da esperanza de vida en medio de la muerte y la destrucción.

Hebreos 11:27-28 dice : 27 Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible. 28 Por la fe celebró la pascua y la aspersión de la sangre, para que el que destruía a los primogénitos no los tocase a ellos.

Y así como bien dice el escritor de Hebreos, tiempo nos faltaría para describir todo lo que podemos realizar movidos por la fe. Se nos dice que muchos recibieron vituperios, fueron puestos a prueba, maltratados, erraron por los desiertos; de ellos, el mundo no era digno. Pero su fe les hizo alcanzar lo más importante, un buen testimonio delante de Dios.

Sobre nosotros que aún nos encontramos recorriendo nuestra carrera dice:

Hebreos 11:40: Proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros, para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros.

Dios permita que estas reflexiones bendigan tanto tu vida como a la mía en esta hora.

Raquel Reyes.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

primi sui motori con e-max

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar