Aurín Rodríguez

Tu tienes una vida de oportunidades y propósito!

  • aurin-nuevo

¿Recuerdas? Dios fue quien te dio ese regalo.

Cuantas veces hemos escuchado el verso que dice "Por nada estemos afanados", este verso nos invita a confiar en la providencia de Dios en cada aspecto de nuestra vida. Lo hemos escuchado tanto y es tan real en nuestras vidas, que estoy segura "que muchas veces pasamos por alto que cada día Dios está proveyendo para nosotros lo que nos hace falta" y que no es casualidad que tengamos lo necesario, por el contrario se trata de que Dios quien está orquestando todo para que estemos satisfechos y completos en Él.

 

Hace poco, Dios me dio una hermosa lección sobre esto, era sábado y estaba preocupada porque no había recibido un pago que forma parte de mis ingresos mensuales. Luego de transcurrido unos 20 días y no tener señales de que este pago llegaría pronto, en un momento me vi de mal humor y enojada.

Pero Gloria a Dios, por su trono al que tenemos acceso a través de Jesús y al cual entré libremente y dije "Señor, esto ya me tiene cansada cada mes es lo mismo, pero yo no quiero que esto me amargue la vida tan preciosa que tu me has dado". Que si lloré si lloré, que si pataleé si que pataleé pero en la presencia de Dios y por esto al final recibí la paz. Su palabra dice presentemos a El todas nuestras peticiones y la Paz de Dios guardará nuestros corazones.

Al terminar de orar me fui a Acrópolis con mi hijo Jean, nos pusimos a hacer "windows shopping" en dominicano esto es "ver vitrinas pero sin comprar", vi un vestido que me encantó y un collar precioso entonces, le dije al Señor "wao este collar y este vestido fueron diseñados para mi", me comí un helado y salí a llevar a Jean a un compromiso con unos amiguitos.

Al llegar al lugar y bajar del carro, vi un paquete como una bola de papeles pero algo me dijo "levántalo del piso", para mi sorpresa era un paquete de muchos billetes envueltos , mire a mi alrededor y no vi a nadie, me puse a contar el dinero, ¿ y sabes cuanto era? Justo el pago que tenia pendiente, todo en papeletas de mil pesos y de dos mil pesos. Mi corazón brincó y pensé "pero no hay a quien devolver el dinero, esto es un parqueo y no hay nadie", esperé unos minutos y nada, entonces dije Wao! pero es el monto exacto del pago que estoy esperando solo podía decir "wao! Dios ciertamente es mi ayuda, Él me ha enviado el pago , Él ha sido fiel". Lo tomé y compartí el testimonio con el grupo que me estaba esperando, por su puesto yo pagué la cuenta de las pizzas y los helados, y todos se gozaron.

Pero todo no terminó allí, al llegar a casa la persona que me tenia el pago pendiente estaba esperándome para pagarme, entonces dije: "¿Señor es una doble porción de bendición?". Glorifiqué a Dios por todo, al otro día fui a Acrópolis compré el vestido , el collar y algo para Jean quien contento decía en voz alta "Dios le regaló a mami un vestido, un collar y a mi me han comprado un regalo" . Aun hoy en día, cuando mi hijo ve el collar me dice ¿ te acuerdas? Dios fue quien te dio ese regalo.

No olvides Dios está derramando bendiciones sobre ti en este día.

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Filipenses 4:6-7

Dios te bendiga grandemente hoy y siempre!!

Aurín Rodríguez

Octubre 2006

primi sui motori con e-max

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar