Aurín Rodríguez

Tu tienes una vida de oportunidades y propósito!

  • aurin-nuevo

DIOS, AVIVA TU OBRA EN MÍ EN ESTOS TIEMPOS!!

Los acontecimientos mundiales, la crisis del sector inmobiliario y del sector financiero en EUA, la baja del petróleo, etc., han dictado un discurso que muchas mujeres han tomado como su pronóstico para el 2009. La ansiedad y la incertidumbre sobre el futuro, les hace repetir una y otra vez el discurso aprendido que dice "El año 2009 será un año difícil, el próximo año será malo".

Como mujeres de Dios estamos llamadas a rechazar lo que el mundo está dictando, un rechazo que viene de una mujer valiente dispuesta a seguir lo que dicta La Palabra de Dios, una mujer que está llamada de acuerdo a Romanos 12:2 a NO CONFORMARSE con lo que el mundo dice, y a RENOVAR SU ENTENDIMIENTO basada en La Palabra.

 

Mujer, no desmayes no hagas eco, de lo que NO viene de Dios.

El profeta Habacuc tenia el decreto de parte de Dios de que las cosas irían mal, no era un decreto de los periódicos, no era una noticia que escuchaba en la televisión , Y AUN ASI.... fue valiente y al orar a Dios sobre los acontecimientos futuros, oró conforme a lo que hace un hombre que conoce a Dios y a su palabra. Empezó su oración diciendo:

"Oh Dios he escuchado tu palabra ..Oh Dios aviva tu obra en medio de los tiempos"( Habacuc 3:2).

Y es de esta forma que debemos orar a Dios, para que NO importando lo que se esté pronosticando para nuestro futuro estemos enfocadas en lo verdadero, en lo importante, lo cual es: que internamente dentro de nosotras esté avivado el fuego de Dios, que en nuestro corazón exista un convencimiento de parte de Dios de que somos de Él y que Él tiene cuidado de nosotras. Y así, como cuando las cosas estuvieron mal en Egipto, Dios había preparado un Gosén para su pueblo, una tierra donde sus necesidades estaban cubiertas, así lo hará en estos tiempos para nosotras y los nuestros, pero para que nuestra fe no desmaye y seamos victimas de los dictámenes del mundo, debemos orar a Dios para que avive su obra en medio nuestro, para que de nuestro interior fluyan ríos de aguas vivas, palabras de fe, que nos hagan vivir confiadas en Él. Oremos diciendo a Dios:

Oh Dios, aviva tu obra en mí en medio de estos tiempos, aviva el fuego que en mi corazón debe arder para que esté yo convencida de que tu me has capacitado para llevar Las Buenas Nuevas de Salvación.

Oh Dios aviva tu obra en mi para que no hacer "eco" de lo que dicta el mundo que ha de ser el año 2009, y sea yo la portavoz del mensaje de salvación y restauración que tu nos entregas cada día.

Oh Dios aviva tu obra en mi en medio de estos tiempos, para que tu unción se haga notoria en mi vida y pueda declarar que tu eres el Dios que todo lo puede.

Oh Dios, aviva el fuego en mi vida en medio de estos tiempos, para que puedo yo predicar buenas nuevas a los abatidos, vendar a los quebrantados de corazón, publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; consolar a todos los enlutados (conforme a lo dice Isaías 61).

Habacuc concluyó diciendo: Yo estaré quieto en el día de la angustia, como diciendo "yo estaré quieto cuando empiecen los problemas". ( Habacuc 3:16).

Oh mujer, si el avivamiento está en ti y si viene de dentro de ti, entonces podrás decir como el profeta que dijo: "Yo estoy confiada, yo estoy quieta, yo reconozco que en medios de estos tiempos, también reina Dios".

Oh mujer, tu puedes alegrarte genuinamente en Dios.. sólo cuando el avivamiento es en ti.

Estoy creyendo en que Dios está avivando su obra en medio de estos tiempos en los corazones de muchas mujeres que hoy pueden decir: "Oh Dios aviva tu obra en medio de estos tiempos".

Estoy creyendo que muchas mujeres se atreven a dar un paso de fe y a orar como lo hizo el profeta.

Estoy creyendo que muchas mujeres tendrán pies como de ciervas para andar en las alturas, estoy creyendo que muchas mujeres serán adiestradas por Dios para la batalla y por lo tanto saldrán victoriosas en Cristo Jesús (Salmo 18:32-33).

Aurin Rodríguez.

primi sui motori con e-max

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar