CON RAZON NUNCA HE TENIDO MUCHO

Visitas: 3306

 Tuve la oportunidad de asistir a un seminario de mayordomía financiera y es increíble que haya sido sorprendida con verdades que han sido expresadas tan claras en La Palabra de Dios.

 Este seminario estaba totalmente basado en Las Escrituras y para colmo fue impartido por una banquera seria. Me impactó el ver que:

 • Mis conceptos sobre finanzas personales fueron forjados por personas que lo hacían con un interés muy lejos de que yo conociera el correcto manejo de las finanzas o bienes que La Palabra expresa como mayordomía y lo peor es que yo misma fui quien permitió que un arquitecto(a) chapucero fuera quien construyera un mal edificio donde solo debió haber ido un apartamento bien hecho.

Mayordomía es: Siempre tener en cuenta primero a Dios, no sólo para darle a Él sino para considerar que El es el dueño de lo que he conseguido, que él me dio las fuerzas y si lo manejo mal entonces voy a tener consecuencias de escasez. (Y si con lo ajeno no han sido honrados), ¿quién les dará a ustedes lo que les pertenece? Lucas 16:12. Uno se conduce muy diferente cuando entiende que algo que tiene es ajeno y no propio.

Se necesitan ingredientes determinantes, sin ellos el pastel de la prosperidad nunca saldrá bien: Honradez, generosidad, planificación, Inversión, diligencia, ahorro, agradecimiento que trae consigo la capacidad de disfrute. Piensa cuál te falta porque esta torta no se hace sin uno de estos.

Ya no tengo más temor, y tampoco tengo que seguir manejándome mal en este importante tópico de las finanzas, Ya he conocido la verdad. Ahora soy libre y me arrepiento y regreso, de un camino que he mal andado por años, con ganas de empezar de nuevo y siempre por supuesto pidiendo la ayuda de Dios para que todo mal hábito sea cambiado por estos principios verdaderos. Ciertamente en medio de mi ignorancia muy bueno El ha sido.

Aura Rodríguez

primi sui motori con e-max