Aurín Rodríguez

Tu tienes una vida de oportunidades y propósito!

  • aurin-nuevo

Articulos

Fundamentos fuertes Mujer fuerte, fundamentos débiles Mujer débil

Es importante que pongas atención sobre qué estás edificando tu vida. Elegir la fuente para ser nutrida, hoy día no es una tarea fácil. Estamos en esos tiempos descritos por Las Escrituras donde muchos están hablando en nombre de Dios, pero promoviendo “mezclas de doctrinas”, que carecen de fundamentos bíblicos.

Viviendo intencionalmente

No podemos dejar que pasen por alto, tenemos que caminar con propósito en este tiempo, prepararnos conforme a la palabra que Dios nos ha dado en estos últimos días.

Vivir intencionalmente conforme a lo que hemo recibido

¿Qué ha dicho Dios sobre el 2017?

Dios nos ha dado una palabra y debemos caminar conforme a esta.

11 Tú coronas el año con tus bienes, Y tus nubes destilan grosura.

No puedo con mis Deudas

Generalmente cuando le digo a alguien de que estoy en el proceso de apoyar a las personas a mejorar su administración financiera, me piden hablar de dos cosas: Las deudas y el Ahorro.

Los comentarios son:

“Antes de hablarme de ahorros, háblame de cómo pagar mis deudas”

“Estoy endeudada hasta la tapita, cómo salgo de eso”

“La ansiedad por mis deudas no me deja dormir”

“Necesito ahorrar porque si dejo mi empleo estaré en la calle”

“He perdido excelentes oportunidades por no tener ahorros”

La Puerta NO está cerrada.

El miércoles a la salida de la oficina estuve con unas amigas compartiendo en uno de los restaurantes de Blue Mall, en un momento me paré al baño corriendo… es que siempre espero el último momento. Al entrar casi me desmayo porque ambas puertas estaban cerradas, solo pensé uf!. Sin embargo en un instante, en cuestión de segundos, decidí empujar la puerta  para  descubrir que la puerta NO estaba cerrada, solo requería que yo me acercara y la empujara un poquito.

DEJANDO ATRÁS EL LUGAR DE DOLOR

La semana pasada vimos la importancia de cambiar nuestra forma de pensar, esta semana hablaremos de movimiento; porque hay lugares… de donde definitivamente estamos llamados a movernos. Hay que movernos del lugar de dolor, de luto y del lugar de la angustia y la ansiedad…. al lugar de gozo y de paz.

Hay quienes se han rendido en el lugar de dolor, en el fracaso y en el desencanto. Otros se han conformado con vivir en una vida llena de angustias y ansiedades. Están allí estacionados, a pesar de que nuestro llamado es a movernos, a levantarnos y a que Cristo nos alumbre el camino.